top of page

​¿Cuándo ir a terapia de pareja? 5 motivos



Al igual que pasa con la decisión de ir a terapia individual, dar el salto de acudir a terapia de pareja puede ser difícil y pueden surgir muchas dudas en uno o ambos miembros de la pareja. Aunque cada pareja es un mundo, podemos de hablar de algunos indicadores de malestar en la relación, independientemente del tiempo que lleve junta la pareja, que se podría ver beneficiada en estos casos por unas sesiones de terapia de pareja.



¿Cómo saber si necesitamos la ayuda de un terapeuta de pareja?


Pero ¿cómo saber si se trata de una racha o si necesitaremos la ayuda de un profesional de la psicología? A veces se intercalan momentos muy malos con otros momentos buenos o agradables, por lo que, aunque no estamos del todo a gusto con la relación, tampoco sabemos si lo que nos ocurre debería ser así. Pero por lo general, podemos resumir los principales mo


tivos por los que las parejas acuden a terapia en los siguientes cinco puntos.



Cinco motivos comunes para acudir a un psicólogo de parejas



  • Crisis puntual: cuando uno o ambos miembros de la pareja pasan por un momento difícil que afecta a la relación (por ejemplo, uno de los dos pasa por un duelo), o la relación se ve aquejada por una circunstancia puntual (una separación por motivos laborales).


  • Problemas de comunicación: uno o ambos miembros se quejan de problemas de comunicación. En muchas ocasiones, la queja que se recibe es la “falta de comunicación” y en otras que, a pesar de la comunicación, se acaba discutiendo la mayor parte de las veces. En ambos casos, el malestar aumenta y hace que nos distanciemos. El mero hecho de asistir a terapia de será beneficioso, ya que durante la sesión se comunicarán aspectos de la relación que puede que no se hayan tratado con anterioridad.


  • Problemas en la intimidad o relaciones sexuales: puede tratarse de problemas en el ámbito afectivo (no hay intimidad o la rutina ha provocado una disminución de acercamientos afectivos o íntimos) o sexual (disfunción eréctil, falta de deseo sexual, anorgasmia, eyaculación precoz…). En ese caso es interesante comenzar una terapia con un psicólogo especializado en sexualidad.


  • Diferencias en los valores y prioridades: por ejemplo, no existe un proyecto común de futuro, o el proyecto de cada miembro es distinto y no se puede alcanzar un consenso, las prioridades para cada uno son distintas o no se está de acuerdo en la educación que se le da a ls hijos. En este caso, la terapia de pareja puede ayudar a conocer mejor lo que cada uno quiere, a expresar las propias necesidades y deseos y escuchar de forma empática los del otro miembro y a mediar para llegar a un acuerdo.


  • Cuando hay que comunicar el divorcio o separación a los hijos: puede ser que ya se haya tomado la decisión de disolver la pareja, de separarse o divorciarse, pero que se necesite ayuda para aprender a comunicar esta difícil decisión a los hijos de una forma adecuada.



Estos son solo algunos de los motivos más comunes para visitar una terapia de pareja en Valladolid/online.


Pero si no sabes exactamente qué pasa en tu relación y, a pesar de ello, el malestar para vosotros es intenso, podéis acudir a un profesional de la psicología que os ayude a analizar la relación y ver qué aspectos de la misma se pueden mejorar.


Recuerda que, en el caso de la terapia psicológica de parejas, el objeto de la intervención será la relación o dinámica relacional, no los miembros por separado.


Si crees que es vuestro caso y necesitáis ayuda en vuestra relación, no dudes en contactar con nuestro equipo de psicólogo en Valladolid, o psicólogos online.


45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page