¿Cómo saber si necesito ir al psicólogo?

¿Cuándo debería de ir al psicólogo?, ¿Necesito un psicólogo o seré capaz de gestionar los problemas solo? ¿Cómo sé que es el momento adecuado?


La decisión de pedir ayuda, es una decisión difícil. En muchos momentos, buscamos refugio con amigos, familiares, nos esforzamos en encontrar soluciones, pero el malestar emocional no termina de irse. Hay ciertos aspectos que no entendemos y no sabemos como gestionar de otra manera.


Todos pasamos por situaciones que nos hacen sufrir, a veces el malestar es tan profundo que nos afecta en nuestro ritmo cotidiano. La ansiedad, la tristeza o el agobio impiden que nos centremos en otras actividades como lo hacíamos antes. Ese es un buen momento donde acudir al psicólogo.


Un profesional te puede ayudar a identificar el problema y a entenderlo mejor, puede sacar tus herramientas y tus capacidades a flote enfrentarlo de una manera más funcional, a tu manera, pero con su ayuda.


Eso no implica debilidad, hay que ser muy valiente para enfrentarte a tus fantasmas.


Aquí algunas otras señales que pueden indicar que es un buen momento para dar el paso.

  • Mis dificultades o desbordamiento emocional está impidiéndome tener una vida normal. Bien en un solo área de mi vida o está empezando a afectar en todas las áreas.

  • No soy capaz de encontrar herramientas para enfrentarme a mis problemas y me siento exhausto de intentar solucionarlos, con la sensación continua de que se me va de las manos.

  • Mi salud se está empezando a ver afectada; Insomnio, dificultades en mis relaciones, somatizaciones, falta/exceso de apetito…

  • Siento que he perdido el control. Tengo miedo y siento ansiedad frente a cosas que antes no me angustiaban excesivamente, me resulta complicado quitarme las preocupaciones de la cabeza.

  • Me siento triste o irritado sin tener una razón concreta.

  • Sin tener un problema serio, quiero aumentar mi bienestar emocional y mi autoconocimiento.

  • Tengo muchos cambios emocionales, que no soy capaz de gestionar, un día estoy muy triste y al día siguiente estoy eufórico.

  • He intentado mil soluciones para un problema, y siento que nada funciona, cada vez tengo menos ganas de enfrentarlo, estoy perdiendo mi confianza en mi mismo

  • Me siento muy vulnerable y todo me afecta, incluso cosas que se que no tienen importancia, tengo una sensación de amenaza continua

  • Tengo problemas para relacionarme, me resulta muy complicado establecer relaciones sanas

  • Estoy encerrado en una relación, que en el fondo de mi siento que es tóxica, pero no se como enfrentarme a ella.

  • Mi pareja y yo hemos intentado todo para llevarnos mejor pero la relación está cada vez más deteriorada.

Resumiendo, acudir a terapia es una herramienta para mejorar nuestra calidad de vida y salud integral, al igual que pides ayuda cuando tienes un dolor físico, te animamos a que hagas lo mismo con el dolor emocional.


Hay miles de situaciones que pueden causar ese dolor, si sientes que no estas feliz, que no te encuentras a ti mismo o que algo te está desbordando es un buen momento para pedir ayuda a tu psicólogo en Valladolid, tu psicólogo online o donde te encuentres.



42 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo